La cuna de viaje es algo a lo que apenas prestamos atención cuando se trata de comprar cosas para nuestro bebé. Sin embargo, es más útil de lo que crees y, por ello, merece la pena que prestes atención a los consejos que te vamos a dar en este post.

Ventajas de una cuna de viaje

Cunas de viaje

– La primera y la más evidente es que te la puedes llevar a cualquier lado sin tener que preocuparte por si habrá algún lugar adecuado donde tu bebé pueda descansar.

– La mayoría son fáciles de montar, no tienes que tener especiales conocimientos de bricolaje.

– Ocupan poco espacio. Si te preocupa tener que viajar con un trasto enorme, por si no tuvieras suficiente con el carrito, maletas e infinidad de bártulos que debes llevar cuando tienes un hijo, calma. La mayoría de este tipo de cunas es plegable y te ocupará poco sitio en el maletero.

– Hace las veces de parque de juegos. Así que, si no la utilizas mucho, no te preocupes, puedes sacarle más provecho dándole otros usos.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar este tipo de cuna

– Es recomendable que compres un colchón aparte, pues los que traen son excesivamente finos y pueden perjudicar el descanso del bebé.

– Es mejor que tenga seis ruedas y no cuatro (dos de ellas colocadas en el centro), ya que proporciona mayor estabilidad.

– Asegúrate de que tenga dos alturas, como la Jane Duo Level, así podrás elegir la altura que desees en función de tus necesidades.

Como ves, las cunas de viaje tienen muchas ventajas y no son excesivamente caras, comparadas con el resto de artículos que compramos para nuestros hijos. Por lo tanto, se trata de una inversión que merece la pena. Si tienes cualquier duda, puedes observar diferentes tipos de cuna aquí.

 

Elige la mejor cuna de viaje para tu bebé

¿Te has planteado adquirir una cuna de viaje, pero no sabes si merece la pena?

Descubre sus ventajasQué debes tener en cuenta a la hora de elegir una cuna de viaje

¡Valora este post!